lunes, 30 de enero de 2017

Nuevo proyecto para que los prospectos de los medicamentos lleven información en braille

Lo presentó el senador nacional Roberto Basualdo, y busca mejorar el acceso de las personas con discapacidad visual a la información a la hora de tomar un fármaco. Como novedad, la iniciativa busca que se entreguen prospectos extras en los mostradores, para ser distribuidos entre pacientes. Entidades que agrupan a personas ciegas dicen que es un primer paso, pero que falta mucho para garantizar los derechos de estos pacientes. 

Existen varios proyectos para que los medicamentos tengan información en braille, destinadas para personas con disminución visual. Esta semana, una nueva iniciativa incluye un dato novedoso: que los laboratorios entreguen a las farmacias prospectos extra con ese lenguaje, para que puedan ser entregados en los mostradores a personas que tengan esta discapacidad. El proyecto del senador nacional por San Juan Roberto Basualdo busca hacer protagonista a los farmacéuticos, para que puedan dar más información para que el paciente tenga acceso a todos los datos de los fármacos.

El proyecto de ley de Basualdo se presentó esta semana y propone que los laboratorios ofrezcan una partida de medicamentos con el nombre de su marca registrada, el nombre genérico y la fecha de vencimiento en tipología braille. “Muchas personas no videntes viven solas y no cuentan con un pariente o amigo que pueda asistirlos en sus tareas y necesidades, es por eso que se requiere que el Estado se haga presente con políticas que los incluya y les permita su total integración a la sociedad”, subrayó el autor del proyecto.

Según señaló el senador, “la población de no videntes desde hace tiempo viene reclamando, entre otras medidas, la identificación en tipología braille de los medicamentos. Esto les posibilitaría elegir libremente, con la información adecuada y por sus propios medios, la medicación a tomar, conocer su posología y contraindicaciones”. Para eso, los laboratorios deberán proveer a cada farmacia un prospecto de cada medicamento con este tipo de escritura.

“Tengamos presente que estas personas deben luchar a diario con un sinnúmero de obstáculos que les impide desarrollarse plenamente”, subrayó Basualdo, y agregó, “no debemos olvidar que nuestra Constitución Nacional establece los derechos y garantías de todos los habitantes de nuestro suelo argentino. No excluye a las personas con alguna discapacidad”.

En ese mismo sentido, el legislador recordó que “el artículo 42 de la Constitución Nacional, en su primer párrafo dispone que los consumidores y usuarios de bienes y servicios tienen derecho, en la relación de consumo, a la protección de su salud, seguridad e intereses económicos; a una información adecuada y veraz; a la libertad de elección, y a condiciones de trato equitativo y digno. Estos derechos están desarrollados por la Ley de Defensa del Consumidor”.

Basualdo explicó que “no es necesario que todos los envases de los medicamentos cuenten con el nombre de la marca, la fecha de vencimiento, los miligramos de droga y el laboratorio en escritura braille; lo que sí solicitamos es que el Ministerio de Salud determine la cantidad de unidades por partida de cada medicamento en función de la cantidad de personas no videntes registradas en todo el país”. Finalmente, manifestó: “como legisladores, debemos atender las necesidades de quienes nos eligieron para representar sus necesidades e inquietudes, sin discriminación, garantizando la equidad e igualdad para todos”.

Conocida la iniciativa, desde el Centro de Rehabilitación en Discapacidad Visual ASAC consideraron que el proyecto “es un avance”, aunque advirtieron que “no resuelve el problema en su totalidad”. "No todas las personas ciegas leen braille: de los 160 que acuden a nuestro centro, sólo unos 35 manejan ese código", explicó la titular de la entidad, Graciela Morel. La especialista señaló que el sistema "no es sencillo" y que "muchas de las personas que pierden la visión después de los 40 años no lo aprenden, por lo que son también útiles otro tipo de iniciativas". Entre ellas, mencionó la aplicación para teléfonos móviles con sistema Android que se está desarrollando en España con la colaboración de la asociación de farmacéuticos de ese país, que "lee los prospectos y los transforma en audio".

"Ninguna solución alcanza a todos, para acceder a esa aplicación hay que tener un smartphone con sistema Android. Además, hay particularidades a tener en cuenta: por ejemplo, a las personas con baja visión que suelen usar diferentes gotas y varias veces al día, les sirve que las cajas sean de distinto color o que tengan alguna distinción icónica, como ya hace la mayoría de los laboratorios oftalmológicos", agregó.

Otro de los puntos del proyecto que preocupa a Morel es la disposición para que los laboratorios tengan el prospecto de los medicamentos que venden en braille: "Lo que ocupa cuatro carillas impreso en tinta en braille ocupa el doble, las hojas son más grandes, las farmacias deberían tener una biblioteca y actualizarla cada vez que haya cambios en algún prospecto", advirtió.

Fuente: Mirada Profesional

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Los comentarios con contenido inapropiado no serán publicados. Si lo que Usted quiere es realizar una consulta, le pedimos por favor lo haga a través del link de Contacto que aparece en este blog. Muchas gracias